jueves, 4 de diciembre de 2008

Ímpetu


Percibes mi cuerpo sinuoso
mientras te acaricio el dorso con las palmas del deseo,
siento tu rigidez sobre el espesor del umbral acaecido
y desnuda el alma

Es la eterna lucha entre lo cóncavo y lo convexo
-acoplamiento de vida-

Y se detiene el tiempo en un vaivén rítmico de olas
donde mis caderas tararean el sonido impetuoso de tus gemidos
y espero que tu miel balsámica se desborde en mí.

Aunque todo esté en contra,
eres la brújula que apunta siempre al sur
y el horizonte donde muere el sol pero renace la luna

2 comentarios:

Navegante Del Alma dijo...

Aquí nada puedo decir, es muy fuerte lo que he leído, ¡que mujer hay detras de ese gesto tan seductor...!
El destino me ayudó para que sea yo el que llene este vacío en tu vida...perdón, digo, en tu blog.
Chauickkk (mezcla de chau y de chuick, que como verás, cada vez tiene más k).

@ngelluz dijo...

Jajajajjajaja
ahora si me hiciste reír.

Y no te creas, si vas llenando ese vacío en mi blog (sinónimo de vida)
...recuerda, lo que escribo aquí es un pedacito de vida, transcrita en este pedacito de cielo.

Gracias por llenar este vacío, y gracias por el chuikkkk...

Yo te regalo besos dulces con muchísimas U muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuakkkkkk.