jueves, 7 de enero de 2010

Algunas veces...



Algunas veces,
la soledad te encuentra acompañándome
y entre gritos el silencio te nombra.

Cuatro paredes sirven de testigos índigos
y sudan pensamientos impropios, que se hacen realidad,
frente a sus ojos

Algunas veces susurro gemidos;

La noche vibra con su luna sorprendida
y mi cuerpo es territorio fértil, transparente y caliente.


Acá el tiempo no muere -mientras finja-
aún cuando no estés al final de mis miradas, carentes de ti...

12 comentarios:

reltih dijo...

si Angela, eso duele mucho. tu escrito golpea muy fuerte.
besos

Cita dijo...

Muy cierto.

A vecces la soledad te encuentra y el silencio te nombra... y eso estremece...

Precioso

Besos

Cita

David c Fild dijo...

Que Bonito!!! gracias por compartir la poesia de tu alma...


un abrazo lleno de cariño para ti...

Juanma dijo...

Qué alegría es siempre leerte. "Algunas veces susurro gemidos"...qué gran verso. Yo, otras veces, creo escucharlos. Escucharte.

Besos.

Isabel dijo...

Has vuelto apasionada angelita, es un placer volver a leerte, un beso

joselop44 dijo...

Es cribes muy bien mi querida a miga.
Un gran abrazo.

Alí Reyes H. dijo...

Tu escritura me enamora...

Calvared dijo...

Es sentimiento emana de estos versos como el agua de una fuente, cristalina y musical...
Un abrazo

salvadorpliego dijo...

Gran dulzura, a pesar de su tristeza, nos dejas en estos versos.

Me encantaron!!!!

Un fuerte abrazo para alguien que es especial.

Víctor dijo...

Que sentimiento hee y que decir de la soledad, es tan grande como el amor

Hachero dijo...

Hola mujer de la soledad, me gusta como escribes.
Saludos

Calvared dijo...

La soledad, amiga mía, nos golpea con fuerza y levanta esos muros impenetrables que alicata con los azulejos de la nostalgia.
Un bello poema.
Abrazos